Alimentación saludable en los niños

lunes, 4 de julio de 2016


¡Parece que es casi el mayor problema de todos los padres! 

Conseguir que sus hijos coman
vegetales puede ser una lucha y no importa lo mucho que pelee, negocie y regañe, simplemente esto no sucede. Si pone un plato de espinacas y un plato de brownies de chocolate frente a cualquier niño, éste irá por los brownies sin dudar.

En muchos hogares los malos hábitos alimenticios no son más que eso: un mal hábito. Como padres estamos tan apresurados que en algún momento la dieta de los niños probablemente se descuida. Si los niños comieran sólo alimentos saludables desde que son pequeños, entonces no tendrían ningún problema a medida que envejecen.

El problema viene cuando hay que corregir la dieta para sus hijos. Esto significa que tendrá que haber cambios y muchas de las cosas que han aprendido a amar, probablemente serán desechadas del menú. Todos sabemos cómo se sienten los niños cuando se les quita algo que les gusta. Afortunadamente, los niños son muy flexibles y es posible inculcarles el hábito del buen comer, no hace falta ser un experto en la materia, saber que es la química, ni cómo funcionan todos los aspectos relacionados con los alimentos, el sentido común es lo más importante en estos casos.

Es necesario darse cuenta de la importancia que una dieta saludable tiene para la salud y el bienestar de un niño en crecimiento. Los alimentos procesados, los dulces con alto contenido de azúcar y los alimentos chatarra, como la pizza, simplemente no pueden sostener un crecimiento saludable. Usted quiere que sus hijos tengan una buena vida, ¿verdad?  Entonces, ¿cómo lo hace? ¿Cómo lograr que los niños empiecen a comer alimentos saludables? Aquí hay 3 grandes consejos que usted puede comenzar a usar hoy.

1. Establecer la ley.

Si hay una cultura de consumir dulces y golosinas en casa, entonces tiene que parar. Tiene que poner nuevas reglas y establecer la ley. Es importante que no prohíba todos los dulces por completo, pero es necesario poner un límite severo en ellos. Asegúrese de que sus hijos entiendan las reglas, pero no vuelva a los dulces parte de un sistema de castigo o recompensa, porque esto puede causar problemas más serios en el futuro. Basta con poner un límite en su consumo. Ningún niño debería tener acceso a dulces. Tenga especial cuidado si sus hijos son diabéticos y proporcióneles una dieta para diabéticos adecuada a su situación.

2. Mezclar.

La clave para conseguir que sus hijos empiecen a comer verduras, no está en hervir 5 porciones de verduras. No, es necesario introducir las verduras con alimentos que a ellos les agraden. Si usted no es un buen cocinero, aprenda a preparar las verduras correctamente ¡y sabrosas!, sin que sean insanas. Los niños realmente pueden aprender a amar cada cosa. Todo es una cuestión de aplicación.

3. Educar.

Es importante que eduque a sus hijos acerca de los alimentos. No les diga sólo que no pueden comer ciertas cosas. ¡Explíqueles, ayúdelos a entender por qué! Una buena manera de empezar a enseñar a sus hijos el valor de comer bien, es comenzar su propia huerta en casa. Que sean parte del proceso de la plantación de hortalizas, su cuidado y, finalmente, su cosecha.

No olvidar un buen aseo dental y bucal luego de comer, mas información en: https://dentalsolutionsalgodones.com/habits-protect-smile-strive/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario